× Booking
PREPARATIVOS · 18/08/2017 · 223 Días Antes del Viaje

La Casa Rodante

Hogar dulce hogar!

En una larga noche de trabajo la encontré... perdida, olvidada y mal mantenida en una página de facebook...

Desde un principio noté que no era una Casa Rodante más. A diferencia de la gran mayoría de las Casas Rodantes, ésta está construida de Fibra de Vidrio, eso le permite adoptar otra forma y la disposición de su interior también era distinta, más eficiente.

Las fotos con la que estaba publicada no la mostraban muy bien. Tratándose de una Casa Rodante usada había que ver bien en qué estado se encontraba, el precio que pedían era muy alto y además se encontraba en Necochea!

Le pedí al dueño mucha información, fotos y videos, pero nos faltaba verla en persona, recién en ese momento podríamos definir si nos interesaba o no. Teníamos que ir listos para comprarla en caso de que nos gustara.

Aprovechamos un nuevo viaje a Costa Esmeralda para desde allí escaparnos a Necochea.

La vimos, nos generó muchas dudas. No estaba en muy buen estado y le íbamos a tener que hacer muchas cosas.

Finalmente la compramos!

Volvimos a pasar la noche a Costa Esmeralda. Esa noche casi no dormí. Sentía que después de tanto esfuerzo podíamos haber comprado la Casa Rodante equivocada. Tal vez el entusiasmo y el hecho de no poder pensar en frío, ya que estábamos en Necochea, me hicieron tomar la decisión equivocada.

Hoy se que fue la decisión correcta!

Su disposición interior y la estética exterior no se pueden modificar y justamente eso la hace única. El resto de las cosas las podemos arreglar, mejorar o rehacer tal cual como a nosotros nos guste. A decir verdad, los interiores de las Casas Rodantes que veníamos viendo en fábricas nunca nos gustaron mucho! Ésta era entonces la oportunidad de armarla como nosotros queríamos!


Ahora sí! Manos a la obra.


Leer el próxima nota: "Manos a la Obra"

– CON EL APOYO DE –
Adobe TRIPIN
Rhino Camera Gear PhotoPills LRTimelapse f-stop Chilly AIRdesign SUMA Ropa Ilustrada Big Air Factory