× Booking
03/04/2018 · Día 5 · 97km recorridos

Paimún - Volcán Lanín

Provincia de Neuquén

Nuestro primer lugar a visitar fue el épico Volcán Lanín. Gran símbolo de la Patagonia y de San Martín de los Andes.

Simón Laprida
Fotógrafo, Editor & Papá de Teo.

Por fin llego el kilómetro cero y el primer día de viaje! Estamos, ahora sí, “Viajando con Teo”. Mi Viejo se prendió en estos primeros días. También nos acompañaron Luky y Samy, que habían ido a San Martín de los Andes a pasar Semana Santa. Más adelante se nos uniría mi Vieja, que por el momento se encontraba en Buenos Aires.

Cuesta creer y darse cuenta que éste va ser nuestro modo de vida por un largo tiempo. Creo que todavía no nos damos cuenta porque seguimos acompañados, y eso nos saca un poco de la rutina de “viaje en familia” que vamos a tener más adelante.

Nuestro primer destino fue el Lago Paimún. Queríamos ver el Volcán Lanín, símbolo de San Martín de los Andes y de la Patagonia.

Viajando con Teo - Camping lago Paimún.
Viajando con Teo - Camping lago Paimún.

Luky y Samy se nos habían adelantado y cuando llegamos, ellas ya habían plantado campamento. Pasamos las primeras 2 noches en el fondo del lago. El lugar era lindo, pero estábamos todo el día a la sombra y en esta época del año estar a la sombra significa estar con campera y gorro.

Visitamos la Cascada El Saltillo. Fue una caminata de unos 800 metros de distancia y 100 metros de desnivel.

Viajando con Teo - Cascada el Saltillo.
Viajando con Teo - Cascada el Saltillo.

El día que las chicas se fueron nos movimos a otro sector del camping que finalmente nos pareció más lindo. Ahora sí veíamos el Sol y estábamos rodeados de pastizales dorados. La temperatura resultó mucho más amigable.

Ese mismo día nos fuimos a la Capilla que se encuentra en la angostura entre el Lago Huechulafquen y el Lago Paimún, allí nos encontramos con mi Vieja que venía directo de Buenos Aires.

Viajando con Teo - Angostura lago Huechulafuqen y lago Paimún.
Viajando con Teo - Angostura lago Huechulafuqen y lago Paimún.

Mis viejos fueron al camping donde nos habíamos instalado. Con Ine y Teo nos fuimos a ver el Lanín. Ya habíamos identificado un lugar desde donde se lo veía muy bien.

Viajando con Teo - Ine y Teo con el Volcán Lanín de fondo.
Viajando con Teo - Ine y Teo con el Volcán Lanín de fondo.
Viajando con Teo - Ine y Teo entre pastizales.
Viajando con Teo - Ine y Teo entre pastizales.

Hicimos unos vuelos con el drone, la luz estaba rasante, lo más rasante posible antes de que las montañas tapen el sol, la sombra de los árboles eran largas y los pastizales realzaron su textura.


Esa misma noche nos tocó Luna Llena! Un espectáculo verla aparecen entre las montañas.
Viajando con Teo - Luna llena.
Viajando con Teo - Luna llena.

Pasamos 2 noches en este nuevo sector del camping. Pude cargar las baterías del drone y de la computadora sin ningún problema. Los paneles funcionan bien, nos entregan 66 Watts de carga de la batería o de consumo. Si queremos consumir más, el adicional nos lo entrega la batería.
Cargar la computadora consume 40 Watts, por lo que durante el día, podemos cargar la computadora y a la vez estar cargando a 22 Watts la batería para tener luz a la noche, o para la bomba de agua.

Por el momento estamos sobrados de energía. Pero es increíble, y muy bueno, la forma en la que tomamos conciencia del consumo energético viviendo en esta pequeña casa sobre ruedas que tiene tan sólo 7 metros cuadrados! Por ejemplo, el simple hecho de dejar el cargador de la computadora conectado, sin que esté conectado a la computadora, consume 8 Watts! Puede ser muy poco, o casi nada, pero lo importante es que ni siquiera sabía que un cargador, que no está cargando nada, genera consumo.

Los paneles son regulables. Se regulan hacia un solo lado. Cuando tengamos la oportunidad vamos a realizarle una modificación para poder regularlos hacia ambos lados, de esa forma van a ser más eficientes.

Viajando con Teo - Piedra Mala a la izquierda, al fondo el Huechulafquen y a la derecha el Paimún.
Viajando con Teo - Piedra Mala a la izquierda, al fondo el Huechulafquen y a la derecha el Paimún.

Algo similar nos pasa con el agua y el gas. Acá el agua del lago es potable, por lo que el agua no es un problema. Igualmente medimos nuestro consumo, nos interesa saber cuánta agua necesitamos para vivir ya que no siempre vamos a tener acceso a agua potable.

También estamos probando cuánto tiempo nos dura esta primer garrafa de gas, para a partir de allí saber cuánto lo tenemos que cuidar. Lo usamos para cocinar algunas comidas, no todas, y calentar agua para mate. Cuando nos vayamos de aquí vamos a pasar por Junín de los Andes a comprar varias cosas que serían útiles, entre ellas, una cacerola rústica para meter en el fogón y poder calentar agua y cocinar ahí, sin consumir gas.

Por las noches la temperatura baja en el exterior hasta los 3 grados centígrados, y en la casa rodante hasta los 8 grados centígrados. A la tarde llega a 27 grados y en la casa rodante más o menos la misma temperatura. Solemos dejar durante el día las ventanas y hasta la puerta abierta, pero cuando cae el Sol ya cerramos todo para tratar de conservar la temperatura que la casita fue ganando.

Una de las mañanas que nos despertamos con frío prendimos la calefacción, pasamos de 8 grados a 17 en un rato. Después preparamos mate y la temperatura subió aún más, hasta los 21 grados. Un placer desayunar con 4 grados afuera y 21 adentro! No obstante, no pretendemos tanto, y buscamos ser más eficientes, por lo que en vez de prender la calefacción buscamos directamente calentar el agua para mate, ganar unos grados de temperatura con ello y abrigarnos, sobre todo porque está amaneciendo y la temperatura va a mejorar al poco tiempo. Otra mañana lo que hicimos fue preparar dulce de sauco, que cosechamos ahí mismo, lo íbamos a hacer a la tarde, pero se me ocurrió dejarlo para la mañana y de esa forma remplazar la calefacción por el anafe y calentar la casita con gas, pero a la vez hacer algo más productivo.

Viajando con Teo - Cerro los Angeles.
Viajando con Teo - Cerro los Angeles.

Hemos descubierto también una nueva Ley de Murphy, "todo lo que se pueda aflojar, se aflojará!"

Con las vibraciones del ripio, las tuercas se aflojan, se cae la perilla del gas, los almohadones y demás. De a poco vamos mejorando en los chequeos qué hay que hacer a la hora de salir para que todo llegue lo mejor posible al próximo destino.


Nos vamos maravillados con la inmensidad del Volcán Lanín. Gratamente nos encontramos con muchos otros sitios que también nos gustaron mucho, como la Cascada El Saltillo, el Cerro Los Angeles y Piedra Mala.

Nuestro próximo destino es Ñorquinco, en la ruta 11 camino a Villa Pehuenia! En breve les estaremos contando qué cosas descubrimos y por supuesto les compartiremos más fotos!

Viajando con Teo - Volcán Lanín de noche iluminado por la Luna.
Viajando con Teo - Volcán Lanín de noche iluminado por la Luna.

Sin mucho más que contarles por el momento, les dejamos esta sonrisa de Teo que a nosotros nos llena el alma!
Viajando con Teo - Teo!
Viajando con Teo - Teo!

Para lo que nos espera en los próximos días, aquí les compartimos nuestro Plan de Viaje! Hemos investigado mucho los puntos de interés de nuestro país y en conjunto con TRIPIN Argentina hemos definido la ruta, pensando no sólo en los puntos de interés, sino también en cómo llegar a ellos.

Recorreremos más de 30.000 kilómetros en los próximos 18 a 24 meses, pasando por todas las provincias argentinas, visitaremos los 10 Patrimonios de la Humanidad que hay en nuestro país.

Conoceremos Uruguay en su totalidad y los lugares más extremos de Chile, como el Desierto de Atacama en el Norte y las famosas Torres del Paine en el Sur.

Plan de Viaje.
Plan de Viaje.

Mientras tanto, los invitamos a que vean el camino que recorrimos desde que se nos ocurrió la idea de hacer este viaje hasta que finalmente pudimos comenzar.

Pueden verlo en nuestra sección de PREPARATIVOS.

PARADA SIGUIENTE

Río Pulmari

– CON EL APOYO DE –
Adobe TRIPIN
Rhino Camera Gear PhotoPills LRTimelapse f-stop Chilly AIRdesign SUMA Ropa Ilustrada Big Air Factory