× Booking
22/09/2018 · Día 177 · 5190km recorridos

Antofagasta de la Sierra

PROVINCIA DE CATAMARCA

Llegamos a Antofagasta de la Sierra después de visitar el increíble Campo de Piedra Pómez.

Simón Laprida
Fotógrafo, Editor & Papá de Teo.

Después de medio año de viaje y más de 5.000 kilómetros recorridos no dejamos de sorprendernos con los paisajes que encontramos. Antofagasta es un pueblo muy chico con alrededor de 1.500 habitantes y se encuentra a más de 3.300 m.s.n.m.

Paramos en la Hostería Municipal, o mejor dicho, atrás de la hostería... metimos la casa rodante bajo un techo, nos dieron acceso a agua corriente y potable y un toma corriente para 220V.
También accedimos a un Lavarropas! Teníamos casi toda nuestra ropa sucia y fue un lujo ponernos al día con ello.

En el frente de la Hostería había una agencia de turismo y allí nos pusieron en contacto con un Guía. Como siempre nos pasa dudamos de la verdadera necesidad de uno, preferimos ir solos de ser posible, a nuestro ritmo. Por otro lado, nuestra economía es ajustada y si no es verdaderamente necesario el guía lo evitamos.

Al hablar con el guía acordamos que iríamos en nuestra camioneta - La Bestia - eso hizo la guiada mucho más accesible y decidimos hacerla al día siguiente, arrancaríamos a las 7AM, el recorrido es largo y hay mucho para ver.

Tal como habíamos acordado, salimos a las 7AM.

Nuestra primer parada fue para ver unos Petroglifos, o sea, unos dibujos tallados en piedra hace miles de años.

Petroglifo de Huella - Viajando con Teo.
Petroglifo de Huella - Viajando con Teo.

Seguimos subiendo, el paisaje se torno típico de altura. A más de 4.000 m.s.n.m. las montañas cambian, la vegetación cambia y habiendo ya estado a esa alturas varias veces, lo podemos detectar. Vimos también varios grupos de Vicuñas, otra señal de haber superado los 4.000 m.s.n.m.

Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.
Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.
Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.
Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.

Las vertientes de agua dulce se congelan por el frío de la noche y durante el día no llegan a derretirse por completo dado que la temperatura no sube mucho. La Laguna Diamante, que se encuentra en el crater del Volcán Galán no se congela por su gran concentración de sal.

La caldera de este volcán tiene un diámetro que oscila entre los 34 kilómetros y los 45 kilómetros, siendo así la caldera más grande del mundo.

Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.
Ascenso Volcán Galán - Viajando con Teo.

Una vez que llegamos al margen de la Laguna Diamante almorzamos! Habíamos salido muy tempranos y luego de unos mates en el auto ya empezaba a haber hambre.

Llevamos como siempre nuestras reposeras Chilly y la manta impermeable ;)
Comimos super bien y hasta tuvimos tiempo para charlar un rato, descansar y juntar energías para el resto del camino.

Chilly - Viajando con Teo.
Chilly - Viajando con Teo.

Antes de irnos volamos el Drone y descubrimos en la laguna 4 flamencos rosados. Desde el aire pudimos notar la poca profundidad de la laguna y cómo los flamencos marcan sus huellas al caminar.

Flamencos en la Laguna Diamante - Viajando con Teo.
Flamencos en la Laguna Diamante - Viajando con Teo.

De allí seguimos hacia las Fumarolas. Géiseres ricos en minerales que brotan desde el suelo y evaporan su agua dándole así el nombre de fumarolas por el efecto visual que generan.

Fumarolas - Viajando con Teo.
Fumarolas - Viajando con Teo.

En el camino nos encontramos con un Zorro Colorado, me bajé para sacarle unas fotos y me le acerqué lo más posible. En un momento se asusto, se alejó y trepó una lomada quedando así fuera de mi vista. Supe entonces que era el momento de correr y aproximarme lo más posible para luego trepar yo también esa lomada y sorprender al zorro desde cerca. Con suerte llegaría a sacarle unas fotos más antes de que me volviera a ver y se escapara nuevamente.
Por suerte el plan salió a la perfección, sin contar que a esa altura me faltó el oxígeno y quede extenuado, con una respiración muy agitada y un poco mareado.

Zorro Colorado - Viajando con Teo.
Zorro Colorado - Viajando con Teo.

A continuación encaramos para la Laguna Grande donde nos esperaban miles de flamencos que migran desde Mar Chiquita en Córdoba, un espectáculo sin igual! Con prudencia volamos el drone y obtuvimos una perspectiva privilegiada.

Flamencos en Laguna Grande - Viajando con Teo.
Flamencos en Laguna Grande - Viajando con Teo.

Agotados de tanto ripio y la altura despedimos este tremendo paisaje y seguimos hacia El Peñón. Frenamos en este pueblo por segunda vez en el viaje, calentamos agua para mate y nos dispusimos a continuar 63 kilómetros más hasta Antofagasta de la Sierra.

Un día increíble, que quedará en nuestra memoria por siempre. Sin duda uno de los puntos destacados del viaje. Pero eso sí, agotador! Esa noche dormimos pésimo y el día siguiente tuvimos dolor de cabeza. Té y mate con Pupusa - un yuyo de la zona para no apunarse - no lograron liberarnos de los efectos de la altura. Por suerte fue la única vez que nos apunamos, avanzamos lento de pueblo en pueblo y gracias a ello nos fuimos aclimatando.

Ine y Teo - Viajando con Teo.
Ine y Teo - Viajando con Teo.
Ine - Viajando con Teo.
Ine - Viajando con Teo.

PARADA SIGUIENTE

Gualeguaychú

– CON EL APOYO DE –
Adobe TRIPIN
Rhino Camera Gear PhotoPills LRTimelapse f-stop Chilly AIRdesign SUMA Ropa Ilustrada Big Air Factory